Las 3 claves para educar a tu hijo o tu hija sin estrés

educar sin estres

Debido a la pandemia por COVID-19, las familias se han visto estresadas por tener que adoptar el «rol de maestros» y continuar con rutinas y hábitos en casa las 24 horas del día, con sus hijos.

Esto a veces es estresante para los padres y aquí quiero darte 3 claves para educar a tu hijo o hija sin estrés y que puedas tener tiempo de calidad con tus hijos y poder realizar las tareas escolares y continuar con las rutinas del hogar

1- La primera clave que quiero compartir contigo es poner metas alcanzables . Y, sobre todo, acordes a las características de tus hijos.

educar a tus hijosLos adolescentes no suelen prestar atención más allá de 45 minutos. Y los niños de entre 8 y 12 años, no más de 30 minutos y de 3 a 7 años, entre 15 minutos los más pequeñajos y 25 minutos los de 7 años. Superada esta barrera, el interés y la concentración decaen considerablemente.

Apuesta por un tiempo de calidad en vez de cantidad.

Ten en cuenta la edad de tu hijo y que las metas que propongas sean alcanzables.

No es difícil encontrarnos con familias que pretenden realizar las tareas de todo el fin de semana en una tarde. Hay que tener en cuenta que es preferible dividir las tareas en tareas más pequeñas y hacerlas en menos tiempo, según la edad, que agobiarnos intentando hacerlo todo de una vez.

Este suele ser el problema principal que comentan los padres, ya que llega un momento en el que no se presta atención y los padres empiezan a agobiarse porque los niños parecen que no escuchan. Y efectivamente, no escuchan o su foco de atención está en otro lugar.

Es interesante saber esto, ya que podemos poner un cronómetro y cada cierto tiempo los niños pueden levantarse unos minutos para tomar agua. ir al servicio o coger un poquito de aire. Siempre intentando que los descansos no excedan de quince minutos, ya que costará mucho retomar la actividad si los niños han descansado demasiado tiempo.

2- La segunda clave es aceptarlos tal y como son. A los hijos hay que aceptarlos como son, sin culparnos de su mal comportamiento. Lo mejor es evitar los enfrentamientos innecesarios; como padres, sabemos perfectamente cuando van a estallar y es en esos momentos cuando tenemos que ser más flexibles y pacientes.

educar hijos

Podemos distraerlos con otra actividad, proponerles alternativas a su mala conducta o salir al parque, donde puedan correr y desahogarse. Y retomar las actividades que tenemos pendientes cuando el ambiente esté tranquilo por parte de los niños y por supuesto por tu parte.

Aquí es donde nos equivocamos muchas veces, porque tenemos enfrentamientos innecesarios que no nos llevan a nada, nos estresan muchísimo y terminamos estallando los niños y los padres.

¿Crees que podrás conseguirlo? ¿qué opinas de distraerlos en un momento dado para evitar el momento conflictivo?

Escríbeme un comentario en el blog para saber lo que piensas al respecto…

educar sin estres3- Y la tercera y última clave que quiero compartir contigo es demostrarles siempre tu cariño por encima de todo. Eso supone elogiar sus progresos y también poner límites.

Refuerza cada mejoría con un gesto o unas palabras de aliento que tu hijo recibirá como un regalo.

Lo más importante es la felicidad y para ello es imprescindible tener inteligencia emocional. Los padres somos los principales maestros en las habilidades sociales y ante todo los niños colaborarán contigo si se sienten valorados y queridos.

Espero que te ayuden estas 3 claves para educar a tu hijo o hija sin estrés.¿Crees que este post te ha dado información de valor? ¿Te ha gustado? Te dejo el enlace de mi canal de Youtube por si prefieres ver el vídeo. Te invito a suscríbete ahora al canal. Dame un me gusta y deja un comentario. Me encanta saber tu opinión sobre cómo educar sin estrés.

¿Volvemos al colegio o habrá confinamiento por el COVID-19?

educar en positivo

Mañana comienza el curso escolar 2020-2021 y no sabemos que pasará con nuestro alumnado ni con nuestros hijos. ¿Será correcto comenzar de forma presencial, online o aplazarlo? o quizá nos vuelvan a confinar por la pandemia debido al COVID-19?.

Desde hace 15 años, el primer día de septiembre en mi casa es como «El día de Los Reyes Magos». Me cuesta mucho dormir pensando en cómo será el nuevo curso escolar, en las ganas de ver a mis compañeros y niños y en todo lo que tengo pensado hacer con el alumnado.

Mañana 1 de septiembre será un día muy especial, comienzo en otro centro escolar, con un nuevo Equipo Directivo, nuevos compañeros, nuevas ilusiones y empiezo a materializar todas las ideas que he estado pensado para la llegada de los niños al cole.

La mezcla de sensaciones es un verdadero cóctel: alegría, nervios, emoción, felicidad…

Pero este año es muy diferente…

pero que muuuuy diferente…

Hay una sensación que me invade desde hace semanas.

La incertidumbre, esa asesina silenciosa…

No sabemos si realmente reducen las ratios de las clases, si habrá más personal docente para cubrir todos los cursos, si habrá más personal de limpieza para desinfectar continuamente los espacios, tampoco sabemos cómo se podrán organizar los horarios para que no coincidan tanto alumnado en el recreo, en pasillos o en los baños, ni tan siquiera qué hacer exactamente si hay algún positivo por COVID-19 en nuestro aula.

Como docente la incertidumbre de lo que ocurrirá o no ocurrirá en los colegios es desesperante porque somos la cara visible, el «parachoques» de los problemas que puedan ocurrir y los responsables en primera instancia de nuestro alumnado.

Tendremos que estar en constante tensión para que se respete la distancia mínima de seguridad, la correcta colocación de mascarillas, lavado de manos, organización de meriendas, detectar síntomas…

También hay que retomar el temario del curso anterior, repasar lo trabajado, ayudar a los que no han tenido los recursos necesarios para seguir desde casa la formación…

Podría estar escribiendo miles de responsabilidades y retos que en este curso escolar se nos presentan… pero no quisiera caer en el pesimismo.

Como madre, tengo exactamente las mismas preocupaciones e inquietudes con respecto a cómo mi hijo se incorporará al colegio en plena pandemia mundial y con tantos rebrotes que han ocurrido en las últimas semanas. Y se une a todo esto que tendremos un bebé recién nacido en casa que tenemos que proteger todo lo posible.

La incertidumbre unida a la preocupación que originan los medios de comunicación, las opiniones en redes sociales, así como el miedo que ha ocasionado el confinamiento en el mes de marzo y los cambios sociales, laborales y económicos que conlleva todo esto, nos tiene en un estado de alarma continuo y muy negativo para nuestro organismo.

La Psicología Infantil y el Método «Educar en Positivo» es muy importante tenerlo en cuenta en estos momentos difíciles, ya que recordemos que los adultos somos nosotros y que los niños nos están observando en todo momento. Ellos aprenden más por lo que nos ven hacer que por lo que les decimos que hagan y debemos tener presente que nuestros miedos serán los suyos.

Está muy claro que la situación es complicada en muchos aspectos, porque a nivel económico y social, también nos ha dado de lleno, pero no hay que perder de vista que el cerebro humano está preparado para «sobrevivir» a todo tipo de adversidad y es capaz de crear diferentes procesos neuronales para responder ante cualquier peligro.

Muchos autores lo denominan «sesgo de negatividad», tendemos a tener pensamientos negativos porque viene en nuestra configuración, estamos predeterminados a ello, por lo que hay que hacer un ejercicio diario para poner el foco en lo positivo de una forma consciente.

En unos días subiré un vídeo donde compartiré algunas estrategias fantásticas para entrenar nuestra mente y no dejarnos arrastrar por los pensamientos negativos.

También es muy importante en este aspecto tener en cuenta «cómo nos comunicamos con nosotros mismos y con los demás» ya que influye totalmente en nuestro comportamiento y el de nuestros hijos y alumnado.

Por lo tanto… mañana comienza el curso escolar 2020-2021, docentes y familias tenemos que estar más unidos que nunca y apoyarnos en todos los sentidos. Confiemos en el trabajo que los docentes vamos a realizar, ya que lo haremos como si fueran nuestros propios hijos.

Mucho ánimo a todos y como digo cada año: «Feliz comienzo del curso».

Hasta pronto…

 

 

 

 

Entrevista en Radio Televisión Española

En este vídeo, el conocido presentador Roberto Herrera de Televisión Española y Yurena Ramos, mantuvieron una interesante entrevista sobre cómo ha cambiado la Educación hoy en día.

También hablaron sobre el nuevo rol del profesor, metodologías innovadoras y el Proyecto «Educar en positivo», una nueva visión de la educación, ya que unifica educación y psicología para educar a los menores de hoy en día con resultados muy positivos.

Las imágenes del alumnado, fueron grabadas en el colegio bilingüe CEIP Juan Zaragüeta (Madrid), en sexto A y sexto B. Se ve cómo se imparten clases de Lengua Castellana y Matemáticas. Las familias de los 50 alumnos de sexto han sido las que propusieron a Yurena Ramos a «Los premios a mejor docente de España»  en la categoría de Educación Primaria y quedó como finalista de entre 1.500 candidaturas.

Precioso regalo para un docente y maravillosa experiencia vivida. Gracias familias y gracias a mis chicos/as.