¡Queremos respuestas! y una comisión de docentes para gestionar el comienzo del curso escolar

educar con psicologiaHace unos días me hicieron una entrevista desde el Periódico Magisterio sobre cuál era mi idea de educación, qué opino de la nueva ley de educación, qué le pediría a los políticos…

Coincide que mañana día 10 de septiembre es la tan esperada reunión de los altos cargos para decidir si empieza el curso escolar y en qué condiciones.

¡Necesitamos respuestas ya! y saber bien las medidas que se tomarán en los centros escolares, la gestión de aulas y del profesorado.

Y por supuesto, saber cómo nuestros niños y nuestros docentes comenzaremos el curso escolar sin improvisaciones y con medidas de seguridad para todos.

A continuación he desarrollado la entrevista y me encantaría que añadieran comentarios en el blog para saber la opinión de todos.

Mucho ánimo y comenzamos…

¿Cuál es tu idea de la educación?

–Mi idea de educación implica el desarrollo integral del ser humano en todas sus facetas a lo largo de su vida. La educación abarca la plena evolución de la persona en sus distintas vertientes, tanto física, mental como intelectual.

Por lo que al margen de los conocimientos específicos que se tienen que adquirir de cada materia en la escuela, considero de vital importancia desarrollar la inteligencia emocional, las habilidades sociales, así como una convivencia positiva e inclusiva en la escuela.

Teniendo en cuenta lo comentado, propongo un modelo educativo en el que es muy importante la comunicación afectiva, efectiva y asertiva con nosotros mismos y con las personas de nuestro entorno, siempre aprendiendo de los errores, sintiéndonos que pertenecemos al grupo y respetando el momento evolutivo en el que se encuentre cada ser humano.

¿Crees que hay que cambiar muchas cosas para que ese modelo educativo que propones se instale en nuestras aulas?

–Afortunadamente, en mis 16 años de experiencia, me he encontrado a muchos compañeros que están “educando en positivo” y son cada vez más los que se forman en ello, porque “educar en positivo” es más que un método, es una filosofía y una forma de vivir, que nada tiene que ver con ser permisivos, como muchos inicialmente piensan.

Sí es cierto que para implantarlo en nuestras aulas necesitamos una nueva visión de la disciplina y conocer herramientas para una adecuada comunicación con los niños y adolescentes, pero creo que vamos por buen camino porque se van haciendo reales los buenos resultados.

¿Cómo has vivido la experiencia de enseñar desde casa el curso pasado?

–La verdad es que ha sido una experiencia extraña… nunca antes hemos tenido la ocasión de ver las consecuencias de cerrar las escuelas y de impartir clases online sin el contacto físico y la complicidad que se crea en un aula.

Ha sido un tiempo en el que hemos tenido que actualizarnos, pero considero que ha sido una experiencia enriquecedora y nos ha demostrado que podemos adaptarnos a las situaciones que surjan en un futuro.

Personalmente me parece muy interesante que los docentes conozcamos las herramientas digitales y que nos atrevamos a salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a lo que se nos presente.

En consideración con lo expuesto, esta experiencia me ha hecho ver que muchas familias se han visto desbordadas con los niños en casa intentando que hicieran las tareas, las rutinas y hábitos y llevando desde casa el teletrabajo, por lo que la convivencia familiar se ha complicado bastante.

Esta necesidad ha hecho que comenzara a impartir formación online de mi Método “Educar en Positivo” para familias y docentes que buscan diferentes alternativas, herramientas y estrategias para educar con psicología, sin gritos y sin estrés y mejorar la convivencia familiar en estos tiempos complicados.

¿Vamos a un modelo híbrido presencial y a distancia o no?

–Yo creo que sí. Todos tenemos claro que no hay nada como estar de forma presencial en clase, porque el ser humano necesita de su grupo, de las miradas y de la complicidad entre sus iguales… pero teniendo en cuenta que esta pandemia es de gran consideración y no se sabe cómo evolucionará, el modelo híbrido sería lo ideal.

Está más que demostrado en otros países que este modelo tiene también muchísimas ventajas, aunque habría que hacerse una inversión considerable para que todo el alumnado tenga las mismas posibilidades y oportunidades.

Una de las dificultades en mi centro, precisamente ha sido que no todas las familias contaban con los dispositivos electrónicos necesarios ni la posibilidad de tener internet en casa, por lo que eso ha diferenciado mucho al alumnado mediante la llamada “brecha digital”.

Aun así, yo soy de las personas que siempre ponen el foco de atención en lo positivo y en este caso le encuentro muchas ventajas. Es cierto que totalmente a distancia no lo apoyo porque necesitamos el contacto personal, pero hay muchas herramientas tecnológicas que nos pueden facilitar el trabajo con resultados muy positivos.

¿Qué falla en nuestra relación profesor-alumno?

Considero que lo que falla en la relación entre algunos profesores y alumnos es que sigue habiendo docentes cuyo estilo educativo es el autoritarismo, basado en gritos, estrés y castigos y una comunicación poco afectiva y efectiva.

Sigue habiendo docentes que intentan que la escuela sea como antaño. Tradicionalmente los alumnos se sentaban de uno en uno para evitar contacto entre ellos, se fomentaba la competitividad y la relación profesor-alumno era muy distante, autoritaria y nada afectiva.

En la escuela solo se le daba importancia a la memorización de los contenidos y no tenían en cuenta el desarrollo integral del alumnado.

Es cierto que todavía hay docentes que se han quedado anclados en la escuela tradicional, pero afortunadamente hoy en día se fomenta el trabajo cooperativo, la convivencia positiva e inclusiva, las relaciones afectivas entre iguales y entre  profesor-alumno y, por supuesto, el desarrollo integral de los educandos en todas las etapas de su desarrollo.

Por lo que considero que el fallo que puede haber actualmente en la relación profesor-alumno es principalmente en la forma de comunicarse aquellos docentes de metodología más tradicional y en continuar con el autoritarismo.

Precisamente por esto, mi método “Educar en Positivo” ayuda a aquellos docentes y familias que necesitan resultados diferentes a la hora de educar y quisieran hacerlo sin gritos y sin frustraciones, mediante diferentes alternativas, herramientas y estrategias de Psicología Cognitiva y Disciplina Positiva.

¿Y los padres, se pueden implicar más?

–Las familias también han tenido que adaptarse a estos tiempos que corren y no les ha quedado otro remedio que implicarse mucho más en la educación de sus hijos.

Al cerrar los centros escolares, debido a la pandemia, han tenido a sus hijos 24 horas al día confinados y han tenido que implicarse en las tareas escolares diariamente.

Sí que hay que felicitarles y alentarles porque ha sido una época complicada por todos los cambios que hemos vivido y lo han hecho genial.

Muchas familias han perdido sus trabajos, otras han tenido que adaptarse al teletrabajo y siempre con sus hijos en casa, intentando llevar un horario escolar, rutinas y hábitos que complican bastante la convivencia positiva en el hogar.

En consideración con esto, los padres han valorado muchísimo el trabajo de los docentes y, por supuesto, los docentes agradecen enormemente el trabajo de los padres. Es importante que seamos un equipo en la educación de los menores, esa es la clave de todo.

¿Qué pides a la actual ministra?

–Yo le pediría un poco de empatía con los docentes y el alumnado a la hora de reabrir los centros en el nuevo curso escolar 2020-21. Sería importante preparar un buen plan de prevención de riesgos ante esta pandemia y, por supuesto, una inversión económica para habilitar centros y contratar más profesorado.

Es bien sabido que esta situación es nueva para todos, pero si se formara una comisión de docentes que ayudara en la gestión del comienzo de curso sería de gran ayuda.

Y, por supuesto, le pediría que se comprometiera con los docentes para cumplir con la reducción de las ratios, la organización de los horarios y la contratación de más docentes para una correcta prevención.

¿Qué opinas de la nueva ley de Educación y de cómo se está tramitando?

–Mi opinión sobre los cambios que se realizan periódicamente en la ley de Educación, siempre es la misma… Para hacer cambios en una determinada ley deberían llevarse a cabo por las personas que diariamente trabajan en la escuela.

Hay que estar a pie de guerra para saber dónde colocar las trincheras y ver si donde las he colocado realmente son efectivas. Con esto quiero decir que a lo largo de mis 16 cursos escolares como docente, se han producido infinidad de cambios que principalmente han sido para añadir más burocracia a nuestro trabajo y considero que los cambios deben ir destinados a nuestra realidad en el aula.

El día en el que nos demos cuenta que “las cosas importantes no son cosas” habremos dado un paso muy importante en Educación.

¿Qué has echado de menos estos días de enseñanza a distancia?

Lo que principalmente he echado de menos ha sido la entrada de los chicos a la clase, sus risas, las bromas, los gestos de complicidad, las historias que me contaban a diario, los juegos que hacíamos y lo bien que lo pasábamos. Todo esto, de forma online es más complicado, ya que mediante una pantalla no se transmite lo mismo y es todo más frío. En definitiva… he echado de menos a mis chicos, a nuestros momentos juntos, a sus familias y, por supuesto, a mis compañeros.

¿Cómo has evaluado el pasado curso?

Teniendo en cuenta que los contenidos trabajados han sido de repaso de lo tratado presencialmente y que nuestros apoyos desde casa, por parte de los profesores, ha sido principalmente en el aspecto emocional.

He tenido en cuenta el interés, la participación, todo el trabajo realizado de forma presencial en los trimestres anteriores y la entrega de los trabajitos que cada semana hemos mandado telemáticamente.

Este pasado curso ha sido muy especial y probablemente el próximo sea un tanto diferente, pero sea como sea, el apoyo emocional por parte del docente siempre tiene que estar de una manera u otra. Los contenidos de las asignaturas se asimilan fácilmente cuando emocionalmente estamos estables y siempre he tenido claro que educar a una persona no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.

¿Son las nuevas tecnologías una herramienta imprescindible para enseñar?

Yo siempre he apostado por la utilización de las nuevas tecnologías. Hay que ser conscientes de que el alumnado “nace con las herramientas tecnológicas en su ADN” y que como docentes tenemos que actualizarnos y así llegar mejor a nuestros pupilos.

De todos modos, en este curso escolar ya ha quedado más que claro que debemos controlar todas las herramientas y que durante este tiempo de cierre de colegios, hemos tenido que reciclarnos a marcha forzada para estar a la altura de las circunstancias.

Teniendo en cuenta la situación, considero que el aspecto positivo con el que nos podemos quedar de todo esto, es que tenemos que seguir trabajando en esta línea y formarnos en la infinidad de aplicaciones y alternativas que tenemos con las nuevas tecnologías. Este curso ha marcado un antes y un después en muchos aspectos.

Yo llevo un tiempo realizando formación presencial sobre cómo mejorar la convivencia familiar y escolar mediante el método «Educar en Positivo» y debido a que ya no la puedo realizar de forma presencial, por las restricciones, también he tenido que utilizar las nuevas tecnologías y empezar a impartir cursos de forma online con muy buena acogida.

Mi programa de radio «Educar en Positivo» también he tenido que adaptarlo de forma online, pero me he dado cuenta que todo es organizarse y estar siempre para ayudar de una manera u otra a las familias y docentes.

¿A quién admiras en educación?

La verdad es que admiro a todo aquel docente que cada mañana se reinicia para llegar con una sonrisa a su aula y regala a cada alumno una parte de su corazón. Adoro aprender de aquellos que buscan el lado positivo en cada situación y suman en vez de restar.

Ser docente es un trabajo sobre el que mucha gente opina, muchas veces se le quita importancia a nuestra labor porque todos los adultos sabemos sumar y restar, pero no somos conscientes que saber hacer operaciones no tiene nada que ver con “hacer que tu alumnado ame las matemáticas”.

Es por esto que admiro a aquellos docentes que emocionan a su alumnado y que son capaces de que cada uno de ellos brille con luz propia.

¿Cómo crees que volveremos a las aulas este mes de septiembre?

Teniendo en cuenta la incertidumbre en la que nos encontramos y que estamos viviendo un momento excepcional, comenzaremos el curso aplicando el ensayo y error.

En estos momentos hay muchos factores que influyen en la organización ideal de las escuelas y la prevención de nuevos casos de Covid-19 y uno de esos factores es económico, por lo que ahí poco podemos hacer los docentes.

Yo personalmente voy a confiar en que comience el curso lo más calmado posible e independientemente de la organización, siempre velaré por la seguridad de mi alumnado y ya que tenemos que convivir con esta situación, lo haremos de la mejor manera posible.

¿Qué opinas al respecto? me gustaría que me dejaras tu comentario…

La entrevista original la dejo en el siguiente enlace:

Entrevista en la Revista Digital Magisterio

Comparte este Post:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Descárgate esta Guía Gratuita que espero te resulte
de mucha utilidad.

Contacta

EDUCARCONPSICOLOGIA.COM le informa que los datos que nos proporcione rellenando el presente formulario serán tratados por Yurena Ramos como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos que se solicitan es para gestionar la solicitud que realiza en este formulario de contacto y proporcionarle información periódica sobre nuestras publicaciones y cursos.
Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, está dando su legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Te puede Interesar